Los homicidios "por razón de honor" no existen en Baja California Sur, o al menos no existen en nuestro Código Penal vigente.

No hay dudas que en México se aplicaron leves sanciones para el beneficio de homicidas con el pretexto de la cuestión de "honor". Pero en dichas situaciones el "honor" debería diferenciarse de la emoción violenta, porque ésta se considera un acto irreflexivo o irracional, que se cometia (sin pensar), mientras que la cuestión de "honor" era una medida pensada, para no afectar la reputación del sujeto o de la familia del afectado.

Actualmente, en algunas legislaciones de otros estados mexicanos, existen artículos que permiten esa "retrógrada" interpretación, veamos la diferencia entre el código penal de otro estado, y el nuestro (de Baja California Sur).


Código Penal de Campeche, artículo 275: "Se impondrán de tres días a tres años de prisión al que, sorprendiendo a su cónyuge en el acto carnal o próximo a su consumación, mate o lesione a cualquiera de los culpables, o a ambos, salvo el caso de que el matador haya contribuido a la corrupción de su cónyuge. En este último caso se impondrán al homicida de cinco a diez años de prisión".


El artículo en cuestión, permite una pena mínima al que mate (quite o prive la vida) de su pareja o a la otra persona (el o la amante).

En éste artículo sí podría interpretarse que la pena beneficia por "cuestión de honor", puesto que no habla de emoción violenta u otro tipo de concepto jurídico, solamente dice que por encontrar en la cama a su pareja con otra persona, lo mata y puede recibir una reducción de la condena.

Pero en el Código Penal de Baja California Sur no existe una norma así, y lo más parecido (parecido pero no igual), es el artículo 274 que dice que se aplicará una disminución de la condena en casos de manifiesta "emoción violenta". Veamos la norma.


Código Penal de Baja California Sur, artículo 274: Se reducirá hasta la mitad del mínimo y máximo de la pena de prisión prevista para el homicidio y las lesiones, a quien realice estos delitos en las circunstancias siguientes: I.- Al que en un estado de emoción violenta, por la sorpresa de encontrar a su cónyuge en el acto adulterino o en uno próximo a su consumación, prive de la vida o lesione a uno o ambos, salvo que el activo haya contribuido o aceptado la corrupción de su cónyuge;


Aquí vemos claramente que el artículo expresa que es necesario que exista el "estado de emoción violenta" para que exista dicha reducción.


Entonces... ¿Qué es la "Emoción Violenta"?

El estado de emoción violenta se estructura en dos elementos: uno objetivo, consistente en la causa eficiente o provocadora de la reacción del agente; y otro subjetivo, como es la alteración psíquica violenta e irreflexiva en sí misma.

Es decir, que para que exista la argumentación de "emoción violenta" en el homicidio, éste solo se acepta cuando transcurran "segundos" (o un lapso muy breve), de una manera en que el sujeto haya perdido momemntáneamente la cordura o razonamiento ("ciego de ira") y no pueda pensar, reflexionar, detenerse, matando así su pareja (sea hombre o mujer) o al amante de su pareja.

En el homcidio por "razón de honor" el beneficio de la reducción servía o beneficiaba generalmente a los hombres, mientras que en la "emoción violenta", el beneficio se aplica a hombres y mujeres por igual.

El concepto de la "emoción violenta" no es aplicable a innumerable casos (pero si existieran jueces que sí lo hacen, entonces es porque éstos no conocen bien el Derecho, y eso es otro tema).


Ejemplo en donde no se aplicaría la emoción violenta:

Leyendo la jurisprudencia, podemos encontrar un ejemplo clásico, en donde se presta mucha atención al tiempo transcurrido entre la causa provocadora y la reacción violenta, pero además se toma en cuenta otras circunstancias, como por ejemplo, si el homicida tuvo "razonamiento", o algún tipo de planificación para matar a la víctima. Veamos un caso:

"... el imputado realizó una pequeña investigación para ubicar el domicilio del ofendido, una vez allí conversó con él y después lo disparó a la cabeza, todo lo cual duró cuarenta minutos. Esta sucesión de hechos permitió explicar las razones para excluir la emoción violenta, al señalar que la acción del sujeto no fue irreflexiva sino racionalmente realizada.".

Es decir, que cualquier homicidio (contra su pareja o contra el tercero al que llamamos "el o la amante"), no se aplica automáticamente la emoción violenta (ni mucho menos el homicidio en "razón de honor" que no existe en Baja California Sur), sino por el contrario, el concepto de "emoción violenta" es una excepción, y como tal, solo se considera en los casos en que resulten o se cumplan exactamente los elementos necesarios para su aplicación.


¿La emoción violenta es justificable?

Ahí tenemos que ver qué reglas se deben aplicar cuando se realiza un homicidio. Hay quienes creen que a todos los homicidios se deben aplicar las mismas reglas, del homicidio simple a todo, pero como dije anteriormente, eso sí que es totalmente retrógrado.

En nuestro caso eso significaría aplicar los artículo 254 (Comete el delito de homicidio, el que priva de la vida a otro) y art. 255 (se le impondrán de ocho a veinte años de prisión) a todos los casos, incluído al aborto, puesto que el aborto es privar la vida a un ser humano ya concebido.

Como vemos, aplicar el homicidio simple a todos los casos, sería tan retrógrado como los que quieren eliminar conceptos jurídicos del Derecho Penal sin saber siquiera de Derecho.

Existen casos en que parecen justificables la aplicación del concepto de "emoción violenta" y en otros no, dependiendo la interpretación de los honorables jueces.


Pero por otra parte, hay que mencionar que existen investigadores que no creen que exista la "emoción violenta", es decir, una ira enceguecedora que no deja pensar mientras está cometiendo el homicidio.

Para éstos investigadores, la emoción es un proceso, en el cual puede ser descrito como "un sistema de retroalimentación en bucle que comienza con un acontecimiento significativo para la persona y acaba en emoción" (Robert Plutchik), o "el resultado sincrético de dos procesos”: uno realizado por estructuras y vías sub-corticales dependientes de la historia evolutiva que provoca una reacción inconsciente instantánea; otro, dependiente de la historia social y cultural, biográfica, evalúa conscientemente el suceso" (Ross Buck), o "la acción violenta expresa orientaciones y valoraciones de orden histórico cultural y pone en evidencia diferencias como las de género" (Myriam Jimeno).


El Derecho que tenemos

En fin, para analizar al Derecho y a su trascendental evolución, desde la Ley del Talión hasta el Derecho actual, hay que verlo en toda su magnitud y no quejarnos de los gobiernos de izquierda o derecha, puesto que eso es reducir el argumento a una mera tendencia.

De éste Derecho que tenemos, y que también criticamos, también se le reconoce su avance en comparación a lo que fue, y esperamos logicamente que continúe en constante evolución, puesto que el Derecho es la adaptación a los constantes cambios de la sociedad, y no de ésta a las normas rígidas, por lo que se puede afirmar que "cada Sociedad tiene el Derecho que se merece".

Por lo mismo, las observaciones sobre nuestra Legislación y su aplicación, debiera estar apuntadas a legisladores y jueces (unos por crear las leyes y los otros por interpretarlas) y no a los gobernantes "de derecha" como fue el argumento de la prestigiosa investigadora.

Con relación a las reformas necesarias, yo he asistido a un diplomado en Baja California Sur en donde se trató sobre la necesidad de reforma del Derecho Penal, y que por tal motivo, se buscará copiar el Sistema de Justicia Penal chileno (por tener juicios orales y muy breves). En muchos estados mexicanos ya se están aplicando el nuevo sistema con nuevas reglas para el proceso, juicios orales, y obviamente los abogados, ministerios públicos y jueces deben estar mejor preparados.

A todo ello, en Baja California Sur todavía no se ha legislado nada al respecto, y estamos atrasados con juicios "por escrito" en donde muchas veces el juez ni conoce siquiera al que manda preso (ver documental: "Presunto Culpable"). Pero todo ello apunta a que hay que continuar mejorando en las reformas o creación de más leyes que sirvan para adecuarse a la sociedad actual, y no tratarlas de "retrógradas" (a las leyes) porque éstas no se adecúan a algunas personas. Como dije antes: "Cada Sociedad tiene el Derecho que se merece".


Más Información:

  • ¿Qué es el Feminicidio?
  • Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia
  • Código Penal de Baja California Sur
  • Curso sobre el Nuevo Sistema de Justicia Penal

    Autor de la nota: Gustavo Zarza


    Publicado en Noticabos: 04/10/2011 | | Valora la información

    Difunde la información para que tus amigos también puedan enterarse.

  • Del Homicidio por "razón de honor" a la "Emoción violenta"

    Hoy vamos a hablar un poco de éstos conceptos, debido a que hace unos días, una prestigiosa investigadora los confundió y todos los medios de comunicación repitieron sus palabras como loritos.

    Se trata de la catedrática de la Universidad de Baja California Sur (UABCS), Lorella Castorena Davis, doctora en Ciencias Políticas y Administración Pública, quién dijo que la Ley de Baja California Sur es retrógrada por permitir el homicidio a mujeres por "razón de honor".


    Antecedentes Históricos

    La infidelidad ha sido juzgada de distintas maneras en las variadas culturas de la humanidad.

    La muerte de la mujer que había cometido la infidelidad, encontramos hasta en la Biblia, donde antiguamente era la misma sociedad la que arrojaba las piedras.

    Dichas costumbres arcaicas todavía han sobrevivido en las costumbres de algunos pueblos retrógrados de África, Afganistán, y otros lugares.

    Pero no sólo en pueblos atrasados, sino que también existieron civilizaciones superiores que castigaron la infidelidad, principalmente cuando ésta provenía de la mujer.

    En el Imperio Romano, era el Pater Familias (una especie de gobernante por cada gran familia) quien se encargaba de aplicar la sanción pertinente de acuerdo a los sistemas de consideraciones vigentes (de acuerdo a las reglas de las costumbres y no a su libre interpretación).

    Posteriormente, el mismo estado Romano quitó la potestad del castigo a las propias familias y tomó para sí la facultad de sancionar aun en caso de infidelidad, pasando a de ser un problema familiar a un problema del mismo Estado.

    Así encontramos la Lex Julia que reguló por primera vez el adulterio (en el Derecho Romano), llegando a sanciones de infamia y confiscación de sus bienes.

    Éstas leyes, fueron abusadas por algunos gobernantes para apropiarse de los bienes de otros ricos, acusando de infidelidad y ejerciendo la acción penal.

    A partir de ahí, otras antiguas legislaciones también sancionaron la infidelidad con severas penas.

    Posteriormente, en la península ibérica surgieron "Las Siete Partidas" de Alfonso X a quién todos los que lo conocían lo llamaban "El Sabio" (y no lo decían así para adularlo, puesto que en esas épocas no tenían problemas para poner sobrenombres extravagantes, como: Juana I de Castilla, la Loca, Carlos II de España, el Hechizado, José I de España, Pepe Botella, Felipe IV de España, el Pasmado, Enrique IV de Castilla, el Impotente). Por lo que debemos interpretar que el hombre era sabio o al menos que su reinado estuvo gobernado por la razón y no por la fuerza.

    Con respecto a las "Siete Partidas" (el cual era un cuerpo de leyes dividido en siete partes), fue la primera legislación en otorgar el carácter privado al adulterio (infidelidad), y sólo sería perseguido por petición (únicamente) de la parte afectada.


    Avance

    Aunque no crean, eso resultó un importante avance en la Legislación, puesto que deben recordar que antes (en el Imperio Romano), el estado se había tomado para sí la atribución de perseguir a quien sea hasta por "cuestiones de cama", y si culpaban a alguien de infidelidad, a éste lo despojaban de todos sus bienes.

    Entonces, hay que ir viendo como ha evolucionado el Derecho, a tal punto que después ya se fue quitando la pena de muerte, destierro o despojo de bienes, hasta ir convirtiéndose en lo que actualmente tenemos.

    En el Derecho Penal actual no se permite la justificación de matar a alguien porque ha sido infiel, aunque existen normas en algunas legislaciones atrasadas que reducen la pena por el homicidio que ocurre a consecuencia de la infidelidad. Sin embargo, en ese punto debemos separar bien esos tipos de homicidios, de los que ocurren por causa de "emoción violenta".

    Atraso

    Las personas que no entienden mucho de Derecho quieren que se apliquen las mismas penas o sanciones a todos los casos homicidio, pero dicha circunstancia es aún más retrógrada, puesto que los homicidios no son todos iguales, y existen circunstancias que hacen que se "merezca" más penas, o menos. Lo raro es que el tema del aborto no lo consideran una forma de privar la vida" (homicidio), por lo que entonces solo buscan un Código Penal a medida.


    Generalidades y especificaciones

    La ley penal establece una norma general (el que mata a alguien comete homicidio, y el homicida tendrá de 8 a 20 años de prisión), y normas específicas (en donde se aplican más años o menos años de prisión, dependiendo el caso).



    Veamos algunos ejemplos en Baja California Sur:

  • Se aplican más años de prisión: (de 20 a 50 años) si existe consanguinidad, así como por premeditación, alevosía o traición.
  • Se aplican menos años, si existen riña (se reduce una tercera parte), o dolo indeterminado (dos a diez años de prisión), o por "emoción violenta".
  • La ley penal sudcaliforniana no habla de homicidios por "razón de honor".

    Homicidios por "razón de honor"

    Antiguamente los legisladores tuvieron que regular las costumbres de sus respectivas sociedades.

    Así es como legislaron algo que existía desde ante de la legislación, es decir, plasmaron por escrito las costumbres de sus épocas.

    Hoy en día, podemos decir que eran aberrantes, pero es fácil juzgar el pasado con nuestro sistema de pensamiento actual, pero hay que respetar el derecho de cada época, puesto que las legislaciones representaron a sus sociedades. Es decir, el derecho penal reguló las costumbres existentes, puesto que de otra manera no podría ser acatado.

    En cuanto a los homicidios por cuestion de honor, éstos eran de las épocas en donde todavía se debatían a duelo.

    Lamentablemente, muchos legisladores mexicanos copiaron dichas normas de legislaciones anteriores, y así es como existen códigos penales en algunas partes del país en donde se confunden conceptos arcaicos o "retrógrados" como el homicidio por "cuestión o razón de honor", y la "emoción violenta".

    En cuestiones terminológicas, tenemos que ser muy precisos: En Baja California Sur no existe el homicidio por "razón de honor".


    Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

    En cuánto a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que también comenta la investigadora, es una ley que entró en vigencia éste año, y describe organizaciones y procedimientos para cumplir con el objetivo de coordinar esfuerzos entre las entidades de los tres niveles (federal, estatal y municipal) en la lucha contra la violencia contra las mujeres, y representa un avance en el reconocimiento legislativo de una norma de carácter federal, pero que al ser una norma de coordinación no hace más y sólo complementan y sirven de herramientas en la lucha contra el Feminicidio y las violencia de género que sufren las mujeres, pero en la práctica, ésta ley hasta ahora sólo sirvió para cumplir simbólicamente con las demandas o protestas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Organización de Estados Americanos (OEA) y por sobre todo, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la carencia de normativas en materia de defensa a las mujeres.

    Esperemos que ésta y otras normas vayan cumpliendo sus objetivos en la lucha contra la violencia que sufren las mujeres, pero hay que reforzar con Educación, Cultura, y por supuesto, Legislación y Política pertinente, cada uno en su función, y peleando desde sus "trincheras", y no confundiendo los roles ni politizando éstos trascendentales temas.


    A continuación vamos a analizar las legislaciones y los conceptos, para diferenciar bien la norma cuando éstas permiten la interpretación del justificante de homicidios por "razón de honor" y de las normas que específicamente hablan de "emoción violenta". Se parecen pero no son las mismas cosas. Analicemos éstos conceptos.

    Ahora tenemos el trabajo de analizar y de diferenciar los conceptos de homicidios por emoción violenta de aquellos homicidios "por razón de honor".




  • Noticabos

    Noticias
    Finanzas Clima Eventos Opiniones Videos